miércoles, 14 de octubre de 2009

Argentina se trajo lo que fue a buscar y está en el Mundial

En el Estadio Centenario de Montevideo, Argentina capeó el temporal y terminó llevándose todo al derrotar a Uruguay por 1-0. Con esta victoria, la Selección de Maradona logró el objetivo y se metió en Sudáfrica 2010. Por su parte, la Celeste disputará el repechaje gracias a la victoria por 1-0 de Chile frente a Ecuador en la capital trasandina.

El equipo de Maradona salió con un planteo espectante, donde atinó durante casi todo el partido a aguantar los embates de Uruguay y preponderar la contención por sobre todas las cosas. Con este argumento le alcanzó para terminar llevándose el partido ante un equipo de Tabárez que pagó muy caro su inoperancia a la hora de crear juego y dibujar caminos hacia el arco rival. De todas maneras, acabó llevándose el pasaje a repechaje gracias a la Selección de Chile que le ganó y dejó sin chances a Ecuador.

Como a lo largo de la Eliminatoria, la nulidad futbolística de la Selección dijo presente, apenas un cierto y básico orden defensivo le alcanzó para rescatar algo que le permitiera llegar a Sudáfrica. Eso y nada más, por que más no se puede pedir. Salió a decir Diego que la prensa que lo criticó "la chupe", así que esto es lo que hay, al que le gusta bien y al que no ya sabe lo que tiene que hacer, total, el objetivo está alcanzado, no importa la manera, parece que sólo importa haber llegado al Mundial y la autocrítica no ocupa el lugar que debería, porque debería ser el punto de partida para pensar en lo que viene de cara a la competencia más importante que posee el fútbol. Lamentablemente el ego maradoniano continúa ubicándose en el Cielo Divino y no ve más allá de una penosa clasificación de eliminatoria sudamericana, la cual no cansa de agradecer a sus "muchachos".

De todas formas, hay indicios que marcarían una carta de intención y ha dado cuenta de ello las declaraciones post-partido de Juan Sebastián Verón, minimizando el festejo de, a la larga o la corta, una efímera victoria y tomando apuntes de las cosas a mejorar por todos los responsables de esta Selección Argentina "desde el presidente de la AFA hasta el último jugador que se puso la camiseta". En la conferencia de prensa, Maradona asintió que habrá "cosas que charlar con Grondona" y coincidió con los dichos del referente campeón de América con Estudiantes de La Plata. Una luz de esperanza se ve a lo lejos del túnel de la victoria en Montevideo.

De cada problema, una oportunidad. Las memorias contarán que la Argentina salió airosa de la parada uruguaya y se trajo un triunfo, por algunos impensado, en una cancha donde la historia siempre le dio la espalda. Atrás quedaron los problemas para clasificar, ahora es la oportunidad para repensar y resurgir de la nada misma. Será el momento de ponderar la idea futbolística, la función de Messi en el equipo, el papel de los "jugadores-hombres" y de los "jugadores del pueblo" que aportaron grandes soluciones por sobre aquellos famosos y extranjeros que dieron poco y nada a lo largo de la serie eliminatoria. Hora de ajustar las tuercas y reinventar ideas para intentar gozar en el próximo Mundial y no sufrirlo. Éste no es el fútbol que le gusta a la gente, eso ha quedado claro.

Por fortuna, la clasificación bajó el telón de una obra maestra del terror y ahora se debe pensar en sumar, desde el punto cero donde ha quedado parada la Selección Argentina.

2 comentarios:

  1. Las declaraciones del Director Técnico fueron vergonsozas. Es la cabeza de grupo del seleccionado nacional. El fútbol argentino es representado por él y sus dirigidos. Siento vergûenza por la imagen que estamos dando al mundo, tambien, en el plano futbolístico. Deportivamente hubiese sido despedido luego del 1-6 frente a Bolivia (Blolivia!!!). Las declaraciones en la conferencia de prensa ameritan la misma sanción. Lástima que Grondona sea un mafioso

    ResponderEliminar
  2. De acuerdo con vos, pero lo importante es que a nosotros no nos engañan con sus mentiras y sus verdades. Hoy estos episodios muestran una vez más la diferencia entre alguien que en este país se crucificó y ahora en Chile lo reconocen merecidamente, contra la mediocridad que tenemos que soportar en este bendito país.
    Gracias por tu opinión y saludos.

    ResponderEliminar