miércoles, 21 de octubre de 2009

San Lorenzo define tranquilo en casa y Vélez deberá mostrar su altura en Quito

Los partidos de ida por los Cuartos de Final de la Copa Sudamericana terminaron dando un sabor agridulce a los representantes argentinos. En el día de ayer, Vélez sólo consiguió empatar 1-1 frente a la Liga Deportiva Universitaria de Quito, mientras que en la noche montevideana San Lorenzo se trajo un valioso 1-0 ante el River uruguayo.

En el José Amalfitani, Vélez había arrancado adelante en el tanteador de la mano de Hernán Rodrigo López apenas iniciado el primer tiempo y parecía que esto iba a ser de utilidad en el manejo del timón de la serie, por lo menos en el primer partido. No fue así, ya que el equipo de Ricardo Gareca no pudo traducir su buen manejo de pelota en concreción en la red y en el complemento la LDU de Quito encontró la igualdad de la mano de su gran goleador, el argentino Claudio Bieler que no para de hacer historia en el conjunto ecuatoriano que se alzara con la Copa Libertadores 2008. De esta manera, el Fortín deberá sortear la altura de 2.800 metros sobre el nivel del mar cuando dispute en Quito el encuentro de vuelta, en fecha a determinar por la Conmebol. ¿Tendrá Vélez la altura necesaria para obtener el pasaje a semifinales?

Por su parte, San Lorenzo sigue de para bienes y ante la adversidad de la desventaja numérica por una nueva e innecesaria expulsión -cuándo no- de Juan Manuel Torres, se pudo colocar arriba en el marcador luego de una jugada con pelota parada que terminó cabeceando al gol el uruguayo Pablo Pintos y redondear un triunfazo que lo acerca a la semifinal del torneo. Diego Simeone hizo saltar a la cancha a un once titular con un planteo expectante y cuidadoso, pero combativo, así le jugó de igual a igual al River uruguayo que tuvo sus opciones pero en el arco apareció Pablo Migliore para demostrar que es un arquero de equipo grande, interviniendo en forma crucial cuando se lo exige. El Cuervo tuvo su premio y con diez jugadores se metió el partido en el bolsillo para esperar con tranquillidad el desquite en el Nuevo Gasómetro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario