domingo, 4 de octubre de 2009

Volvió Boca y San Lorenzo se llevó el clásico

Y una tarde se recuperó Boca. El equipo de Alfio Basile volvió a la victoria nada menos que frente a Vélez, a quien dejó sin invicto y sin la chance de acceder a la primera colocación, en virtud de la derrota de Estudiantes en el día de ayer. Fue 3-2 y los hinchas del Xeneize festejaron a lo grande.

Como hacía rato no pasaba, a Boca lo salvaron sus individualidades. A través de los goles de Battaglia, Riquelme y Palermo se llevó un partido que lo tuvo contra las cuerdas desde el inicio. Sin mantener un funcionamiento aceitado, pero con una entrega y carácter que fue clave a la hora de dar vuelta las cosas, porque parecía que Vélez se llevaba el partido, Boca se fue festejando y el pueblo xeneize fue testigo de los abrazos Riquelme-Palermo y Basile-Riquelme que dan tranquilidad porque esta gran victoria pareció dejar en manifiesto que la "familia está unida" para sacar el barco adelante. Para el recuerdo quedarán el golazo del 10 de Boca que clavó un tiro desde 25 metros en el ángulo para igualar 2-2 y para la historia una nueva hazaña del gran goleador Martín Palermo con un gol de cabeza desde unos 35 metros, realmente notable, para sellar el 3-2 definitivo.

En el otro partido relevante del domingo, San Lorenzo pudo dar vuelta la historia frente a River para alzarse con el triunfo por 2-1. Fue el último partido de Néstor Gorosito al mando del conjunto millonario, en un desenlace que se veía venir.

River estuvo adelante en el marcador durante casi todo el partido, pero se fue sumergiendo en el lodo del conformismo que le daba el gol de ventaja y la desorientación de San Lorenzo para herir en los últimos metros. Pero el ingreso de Leandro Romagnoli fue clave en el ecomplemento, ya que convirtió de penal -luego de un "uno-dos" digno del pugilismo propinado por Cabral a Bottinelli que marcó la expulsión del zaguero riverplatense- y un pase gol a la cabeza de Romeo para liquidar el pleito sobre la hora. San Lorenzo se quedó con todo, continúa invicto y se suma al pelotón que quedó a un paso de la punta. ¿River? Sigue con un padecimiento que no tiene fecha de vencimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario