domingo, 22 de noviembre de 2009

Banfield no perdona

Banfield sigue superando obstáculos en su camino al título y esta vez dejó atrás a Independiente al derrotarlo por 2-1 en su flamante reducto donde estaba invicto. Así, quedó solo en la punta y le mete toda la presión a Newell's que tendrá por delante el clásico ante Rosario Central.

Siempre agazapado, ordenado y listo para aprovechar su momento, el equipo de Julio César Falcioni se llevó un trabajado y muy festejado triunfo, porque luego de un primer tiempo donde los de Américo Gallego habían sido ciertamente superiores, por lo menos en cuanto a iniciativa y control de las acciones, en el inicio del complemento Darío Gandín estampó una excelsa vaselina por sobre Cristian Luchetti para poner las cosas 1-0.

Era la locura en el Libertadores de América, pero duró muy poco. Apenas 3' después, Mareque convirtió un gol en propia meta, a partir de allí se desdibujó Independiente y Banfield entró a acomodarse mejor en el terreno con el trabajo del mediocampo, el fútbol de Walter Erviti, las peligrosas subidas por derecha de Marcelo Quinteros y el poder goleador de Santiago Silva, una alarma constante para cualquier defensa del fútbol argentino. El uruguayo marcó el 2-1 a los 19' del segundo período con una definición que dejó perpleja a la última línea del Rojo. Si el empate había sido duro, el segundo tanto fue como un balde de agua fría para Independiente que terminó por desaparecer, Banfield se llevó todo de Avellaneda y dejó un rival al costado del camino para continuar su peripecia en busca de su primer título en la historia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario