martes, 17 de noviembre de 2009

Crisis en el JP Racing

Por estas horas se encuentra inmerso en crisis el equipo JP Racing, quizás el equipo con más chances al inicio de la temporada y de los play-off de llevarse el título, y hoy parece haberse bajado del campeonato cuando restan dos fechas.
El 2009 comenzó con la preparación del Dodge de Norberto Fontana y los Chevrolet de Guillermo Ortelli y Marcos Di Palma. Tras la victoria en la segunda fecha disputada en Balcarce de Guillermo Ortelli, dos fechas después, el primer cismo tuvo lugar con la desvinculación de Marcos Di Palma. El piloto de Arrecifes manifestó no estar conforme con la atención que recibía de parte del equipo y pegó el primer portazo.
Simultáneamente a la salida de Marcos arribaba al equipo, proveniente del HAZ con rendimientos muy bajos, Christian Ledesma. El marplatense tardó en acomodarse al JP pero fue encontrando avances progresivos. Entre tanto, Norberto Fontana ganaba la sexta fecha disputada el 24 de mayo en Rafaela.
Con Ortelli y Fontana peleando los primeros puestos del campeonato y Ledesma en plena levantada parecía reinar la paz en el JP. Sin embargo, previo a la carrera de 9 de Julio se desvinculaba del equipo Guillermo Kissling, encargado del chasis, aunque en pista los resultados estaban mejor que nunca. Ortelli y Ledesma marcaban el “1-2” en el autódromo bonaerense.
Con el triunfo de Ledesma en Santiago del Estero el marplatense arribaba a la punta del campeonato, el equipo tenía garantizada la participación de sus tres pilotos en la Copa de Oro y cada uno de ellos con al menos un triunfo.
Para la última fecha de la etapa regular llega al equipo Leo Monti, quien se hace cargo de la dirección deportiva y la preparación del chasis. Coincidencia o no, fue justamente en la undécima fecha en Buenos Aires donde los hombres del JP comenzaron a declinar su rendimiento.
En primer término “cayeron” los Chevrolet, sobre todo Ledesma quien ni siquiera puede, desde que comenzó la Copa de Oro, clasificar entre los primeros diez pilotos, en tanto que Ortelli deambula entre el quinto y el décimo quinto puesto.
Quien parecía mantener cierto nivel era Norberto Fontana, pero el arrecifeño de Dodge apenas pudo clasificar en Olavarría y abandonó en la final del domingo último.
Con este panorama Leo Monti dejó el equipo luego de la muy mala actuación de los tres autos en Olavarría y teniendo en cuenta el rendimiento de López y Altuna, y en menor medida de Diego Aventín, si al JP le queda alguna esperanza de campeonar deberá ganar alguno de sus pilotos en Buenos Aires (recordemos que esta carrera otorga un 50% más de puntos y 100 puntos extras al vencedor).
El JP está en crisis deportiva pero le queda una luz de vida, veremos si es suficiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario