jueves, 5 de noviembre de 2009

San Lorenzo hizo todo mal y se quedó en Cuartos

Sorpresa, pero no tanto. San Lorenzo de Almagro tuvo una noche negra e hizo todo lo necesario como para quedar en el camino frente al River uruguayo, que lo derrotó 1-0 en los 90' reglamentarios y así forzó la definición por penales, donde los orientales prevalecieron por 7-6.

En el Nuevo Gasómetro, un desorientado y confundido San Lorenzo no pudo sacar adelante el encuentro de vuelta por los Cuartos de Final de la Copa Sudamericana. El equipo de Diego Simeone venía con la tranquilidad del 1-0 que había logrado en el Centenario de Montevideo pero, muy lejos de utilizar la ventaja a su favor, no tuvo la claridad necesaria para manejar el trámite y River le terminó complicando las cosas para llevarse una victoria por demás justificada.

Nada le funcionó a los de Boedo, porque el andamiaje del mediocampo se vio sentido por la ausencia sin previo aviso de Diego Rivero, quien fuera su principal estandarte en las últimas presentaciones, más lo poco que dejaron en cancha el Kily González y Alejandro Gómez, por citar dos casos más en los que el DT se jugó las fichas para manejar el esférico. En consecuencia, el ataque no tuvo peso, porque Bernardo Romeo y el pibe Gonzalo Rovira no tuvieron el acompañamiento necesario para fabricar opciones. Con esta perspectiva, a los uruguayos les bastó con un poco de fútbol y creer que "querer es poder" para llevarse el triunfo que les permitiera llegar a la definición desde los doce pasos.

También en los penales, River volvió a hacer las cosas mejor y tuvo la puntería necesaria, más las atajadas de Luciano Dos Santos para pasar a las Semifinales. ¿San Lorenzo? fue el broche ideal para cerrar la noche, porque los ejecutantes no estuvieron finos a la hora de concretar y su arquero Pablo Migliore se quedó en distraer a los rivales en lugar de detener penales, ya que no pudo contener ninguno de los nueve remates que tuvo River en la definición.

El equipo de Diego Simeone navegó en la confusión y estuvo en otra sintonía ante la mirada impávida del pueblo azulgrana que había copado el Bajo Flores. Ahora, deberá apuntar los cañones y focalizarse en el torneo local, donde este fin de semana enfrentará al encumbrado Banfield de Julio César Falcioni.

No hay comentarios:

Publicar un comentario