domingo, 22 de noviembre de 2009

Un clásico empate, a pedir de Banfield

Como en la mayoría de las ocasiones, el clásico rosarino terminó en empate, esta vez fue 2-2 en el Coloso del Parque. La Ciudad quedó en paz, pero quien salió perdiendo sin dudas fue Newell's que dejó dos puntos importantes en la lucha por el título. En cambio, Rosario Central seguramente se irá satisfecho para Arroyito al haber sumado una unidad en su lucha por mantener la categoría, más allá del lamento por no poder sostener el 2-0 parcial que tuvo a su favor.

Dos tiempos, dos partidos. Con un primer tiempo para disfrutar, donde en 30' ya estaban 2-2, nadie preveía un segundo período con tan pocas chances de gol y ni qué hablar de los pocos recursos en la fabricación del juego en ambos equipos. Como decíamos, Central se había colocado dos goles adelante en el marcador apenas a los 12', pero Newell's no tardó en reaccionar para igualar la historia en en el minuto 28. Hasta ahí un partido emocionante, que estuvo para cualquiera de los dos lados, pero en el complemento las ambiciones decrecieron, el Canalla se sintió cómodo retrocediendo unos metros y la Lepra tuvo la iniciativa pero sólo se quedó en eso, sin poder explotar del todo la altura de sus torres en el área rival. Es de destacar que tampoco llegaron señales claras de Roberto Sensini a la hora de introducir modificaciones, porque no se jugó el todo por el todo para llevarse una victoria del clásico.

Con este resultado, el beneficiado fue Banfield que lidera en soledad, con dos puntos de ventaja cuando apenas quedan cuatro partidos para la finalización del Torneo Apertura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario