viernes, 6 de noviembre de 2009

Vélez no lo liquidó y la Liga lo dio vuelta de cabeza

En la medianoche del jueves, los hinchas de Vélez se habrán tomado la cabeza y pensaron "qué partido perdimos". En la altura de Quito -que esta vez no fue excusa ni impedimento-, el actual campeón argentino cayó derrotado por 2-1 ante la Liga, quedó eliminado de la Copa Sudamericana y ya no quedan esperanzas argentinas en la lucha por el torneo continental del segundo semestre.

El equipo de Ricardo Gareca había comenzado haciendo los deberes en el primer tiempo, donde estuvo bien ordenado y siendo criterioso con la administración de la pelota, a tal punto que sobre el final de la etapa Rodrigo López anotó el 1-0 tras una buena combinación entre Maxi Moralez y Emiliano Papa por el sector izquierdo. Hasta allí, todo era del cuadro velezano y la Liga apenas deambulaba por la cancha. Pero en el segundo tiempo comenzó a levantar el cuadro ecuatoriano, emparejó las acciones a través de un mejor funcionamiento en la zona media y los cambios introducidos por el DT uruguayo Jorge Fosatti tuvieron su premio: en 7 minutos dio vuelta el partido a través de dos cabezazos para pasar al frente y pensar en Semifinal. Previamente Vélez tuvo una clarísima oportunidad cuando Moralez probó con una vaselina desde 35 metros que se estrelló en el travesaño, hubiera sido un 2-0 difícil de remontar para la Liga.

Hablando de cambios, Gareca recién introdujo las variantes a escasos 8' del final, algo que seguramente será de reproche para el técnico de Vélez a la hora del balance final, porque el haber proporcionado un recambio de oxígeno para el mediocampo cuando su equipo había perdido la brújula en ese sector hubiera dado más chances de contrarrestar esta situación. De todas formas, y más allá del sinsabor por quedar afuera, los de Liniers tuvieron una digna actuación y por esas cosas que tiene el fútbol quedan al margen de la competición, una pena realmente.

1 comentario: