miércoles, 9 de diciembre de 2009

A Banfield lo separa un peldaño de la gloria y Newell's espera

Parecía inexorable el empate 0-0 entre Banfield y Tigre en el Sur, pero a 5' del final llegó la cabeza de Víctor López para decretar un triunfo que le deja el campeonato servido en bandeja a los dirigidos por Julio César Falcioni, porque mantienen la diferencia de 2 puntos sobre Newell's que también ganó en La Plata, 2-0 a Gimnasia. Las victorias del Taladro y la Lepra han dejado sin chances de campeonar a Vélez, que ya no puede darles alcance.

Caprichos del destino, al igual que su acérrimo rival Lanús en 2006, Banfield va a buscar la vuelta olímpica en La Boca el próximo fin de semana, donde ganando se consagra campeón y otro resultado lo mantendrá en vilo de lo que suceda con Newell's en Rosario con San Lorenzo. Todo sigue por verse, todo está por jugarse y hasta podría llegarse a dar una definición cara a cara entre Banfield y Newell's en caso de que haya empate en la Bombonera y victoria de los rojinegros en el Parque de la Independencia. Esta situación haría que por tercera vez consecutiva se produzca un partido definitorio para dar con el campeón (en el Apertura 2008 con el triangular Tigre - San Lorenzo - Boca y en el Clausura 2009 con la última fecha que encontró a Vélez - Huracán).

Los rendimientos, a esta altura, poco interesan. El conjunto de Roberto Sensini quedó mejor parado que el de Falcioni en esta anteúltima fecha, porque en La Plata puso condiciones desde la primera etapa donde ya se imponía por 2-0 ante un Gimnasia que no encuentra el rumbo y parece que la ida de Madelón va a hacerlo sufrir más de lo previsto, a punto tal que quedó en descenso directo. En el complemento, la Lepra sólo atinó a tener un dominio de las acciones, lo que le permitió mantener al Lobo lo suficientemente lejos del arco de Peratta y hasta pudo estirar la ventaja. Por parte de Banfield, como sucediera frente a Racing cuando perdió el invicto, tuvo una noche donde Tigre le complicó con el mismo sistema táctico 3-4-1-2 que le ofreció la Academia pero con la diferencia de que el colista del torneo carece de una usina futbolística que le permita pesar en la ofensiva. Así, los de Diego Cagna se limitaron a poblar el mediocampo y casi se terminan llevando un punto de no haber sido por la cabeza salvadora de Víctor López.

El próximo fin de semana puede definirse, Banfield depende de sí mismo, para salir campeón, para ir a un desempate o para quedarse sin nada. Newell's está agazapado y espera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario