martes, 9 de febrero de 2010

Uno menos

La estadía de Colón en la Copa Libertadores 2010 duró lo que un suspiro, algo casi impensado luego de la muy buena cantidad de puntos que había alcanzado a lo largo de 2009 y le significara la posibilidad del repechaje para ser partícipe del torneo continental más importante de Sudamérica.

Muy lejos de lo realizado el año pasado, el equipo de Antonio Mohamed fue superado en la suma de los dos cotejos por los chilenos de Universidad Católica que recién pudieron definir el pleito en los penales, luego de ganar en los 90' por 3-2 y erigiendo en figura al arquero sabalero Diego Pozo. La había sacado barata Colón al caer por un solo gol y más aún llegando con la posibilidad de llevarse todo en los penales, pero la U Católica entre sus buenas ejecuciones más el claro adelantamiento de su guardavalla en el penal ejecutado por Moreno y Fabianesi donde el árbitro Carlos Torres hizo la vista gorda, terminó clasificando y con total justicia.

Los Cruzados fueron más en los 180', tanto en lo colectivo como en lo individual. Tuvo fútbol asociado y el timón ofensivo manejado por Miroslav Mirosevic y Damián Díaz que se vio complementado con la potencia del delantero de área Morales fueron demasiado para un Colón que sólo tuvo algún destello momentáneo que lo puso adelante en el marcador pero que no pudo consolidar con el manejo de las acciones, muy por el contrario, la imagen de equipo fue tan sólo un fantasma para preocupación del DT sabalero que, con un par de caras nuevas (Iván Moreno y Fabianesi y Eduardo Coudet), vio frustrada su aventura copera y ahora deberá afrontar desde cero el torneo local.

2 comentarios:

  1. El partido de vuelta estuvo muy emocionante, se vio buen fútbol. Lástima que Colón se dedicó, mientras el marcador estuvo sin gloes, a hacer tiempo de forma grotesca.

    Si bien la U. Católica posee una numerosa hinchada, me llamó mucho la atención como cantaban y alantaban los 1.000 hinchas del Sabalero que llegaron a Santiago de Chile. Además, todo fue muy respetuoso, sobretodo a la salida cuando se confundían los hinchas chilenos y argentinos, especialmente en los estacionamientos del Estadio San Carlos de Apoquindo, habían muchos vehículos con placa patente argentina y era gracioso escribir "Eliminados" sobre el polvo acumulado en los parabrisas traseros.

    Saludos a los de Colón de un hincha de la Universidad Católica.

    Y aque obtengan un buen resultado este viernes ante Gimnasia de Jujuy.

    ResponderEliminar
  2. Qué bueno lo que comentás, ojalá la rivalidad se entendiera de esta manera en todas las canchas de fútbol.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar