jueves, 4 de marzo de 2010

Optimismo Mundial

La Selección Argentina se llevó un triunfo en su excursión a Munich frente a la siempre complicada Alemania, quien eliminara al conjunto albiceleste en los Cuartos de Final del Mundial 2006 en la definición por penales. Como en sus anteriores presentaciones en el Viejo Continente, el equipo de Maradona volvió a mostrar una rigurosidad táctica que le facilitó los caminos para llevarse el triunfo tras los 90 minutos.

Mantener el “arco en cero” fue la muletilla del DT y el equipo, cosa que se logró y, a partir de ello la victoria llegó, gran parte por mérito propio y también por la carencia de ideas que presentó Alemania, un equipo que fue cuasi robótico en sus movimientos. La base parece estar conformada y las ideas planteadas por el cuerpo técnico que dejó entrever que “el mundial empezó” en este partido con los alemanes ha tenido el primer fruto, que da un guiño para el futuro y que curiosamente la prensa especialista no ha dado la relevancia que sin dudas tiene ganarle a uno de los grandes a nivel mundial y a domicilio. “A comerla”, podría haber declarado Maradona esta vez y hasta algo de razón tendría.

En cuanto a los desempeños individuales hay certezas que van naciendo. Romero parece haberse quedado con el puesto bajo los tres palos, la zaga central está asegurada con Demichelis, Samuel y Burdisso, el doble pivot central Mascherano-Verón combina recuperación y fútbol, los carrileros Jonás Gutierrez y Angel Di María aportan el desequilibrio necesario y en la delantera Gonzalo Higuaín ya se hizo un lugar a fuerza de goles y categoría. Quedan en el debe como aspectos a trabajar con miras a Sudáfrica las opciones por las bandas en la defensa, si se prioriza la marca y la altura incluyendo marcadores centrales por esos sectores como optó en este partido con Heinze y Otamendi o bien se prioriza la ductilidad y oficio en la función que podrían aportar Pablo Zabaleta y Clemente Rodriguez. Por último, el más mentado, Lionel Messi otra vez no estuvo a la altura y fue el punto más bajo del equipo, un poco por lo que se espera de él y otro tanto porque el desarrollo del cotejo daba la chance para un lucimiento que no llegó y sigue sin llegar. La estrella del Barcelona tiene toda la confiaza de todos y su fútbol tiene que explotar en algún momento, hay tiempo de sobra hasta el 12 de junio cuando enfrente estará Nigeria por los puntos.

Argentina va queriendo, la victoria resonante en Munich hace crecer la cuota de optimismo para hacer un gran papel en Sudáfrica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario