miércoles, 7 de abril de 2010

Messi 4-1 Arsenal

Qué se puede decir del argentino que no haya sido dicho ya. Messi habla a base de goles y ayer se lo explicó al Arsenal. Es, actualmente, el mejor jugador del mundo y con sus cuatro goles, todos los que marcó el Barcelona, dio el pase a las semifinales de la Champions League al conjunto azulgrana. El mundo se rinde a sus pies dice la prensa española, pero lo que está claro es que Messi hace de este deporte un arte, una manera distinta de ver el fútbol. En semifinales el Barcelona se enfrentará al Inter de Milán, equipo al que ya se midió en la fase de grupos.

El partido entre dos de los equipos con mejor fútbol de Europa se presentaba emocionante. El Arsenal había remontado en el partido de ida los dos goles del sueco Ibrahimovic y tenía opciones dejar fuera al actual campeón de la competición. Sin Cesc Fábregas pero con grandes jóvenes talentos, los de Arsene Wenger se adelantaron en el marcador en el Camp Nou. Bendtner aprovechó una contra para poner la eliminatoria favorable a los Gunners. Marcó el Arsenal y se acabó el partido para los ingleses. Así ve el fútbol Messi y así lo ve el Barcelona. El argentino, que deberá ser clave en la apuesta por el Mundial de Sudáfrica que prepara Maradona, tomó el mando del partido y antes del descanso ya había hecho tres goles. Hat-trick en 21 minutos, es el tiempo que necesita La Pulga para demostrar que es el mejor del mundo.

A la vuelta de vestuarios el Barcelona se relajó pensando en el partido del sábado frente al Real Madrid. El Arsenal lo pudo aprovechar, pero no consiguió acortar distancias para poner nervioso al bando azulgrana. Poco a poco se le acaban las opciones a los Gunners, pero todo quedó visto para sentencia cuando a Messi le ‘apeteció’ hacer el cuarto para el Barcelona. De esta manera el conjunto que dirige Pep Guardiola alcanza por tercera vez consecutiva las semifinales de la Champions League y lucharán por llegar a defender el título en el Santiago Bernabéu, casa de su rival más odiado, el Real Madrid.

El técnico del Arsenal quiso definir a Messi tras el partido como jugador de PlayStation, al igual que lo hicieron varios jugadores del conjunto inglés. No hay adjetivos ya para caracterizar al argentino, el cual llegará enchufado al Gran Clásico del fútbol español.

Por Carlos Cruz (Leeds, UK) para Vanguardia Deportiva

No hay comentarios:

Publicar un comentario