jueves, 27 de mayo de 2010

Bilardo, fuera de foco

Por estos días, la foto oficial del plantel y cuerpo técnico de la Selección Argentina levantó algo de polvareda acerca de la presencia, o mejor dicho ausencia, del manager Carlos Salvador Bilardo.

Fue ni más ni menos que un nuevo y evidente testimonio de que la función de Bilardo está muy lejos de su hábitat natural: el campo de juego, la obsesión táctica, la dirección técnica. Los roles han quedado más que claros luego de aquel abrazo partido entre los otroras DT y capitán campeones en México '86 y subcampeones en Italia '90, cuando se venció a Uruguay en el Estadio Centenario de Montevideo y se logró el ansiado pasaje a Sudáfrica. Un abrazo forzado, una señal de unión que no fue y muy pocos creyeron. Más aún cuando a los pocos días salieron a cruzarse mediáticamente Bilardo y Mancuso, lo que llevó a un cónclave DT-Manager-Presidente de AFA para firmar una paz que simplemente se ha transformado en un "yo no me meto en lo tuyo, vos no te metas en lo mío", siendo perdedor por KO el ex DT campeón mundial.

Hoy, puede observarse que los límites se encuentran bien definidos. De fútbol, nombres y tácticas Diego Maradona y Alejandro Mancuso mueven las piezas a gusto. El resto, es decir, lo administrativo y logístico ha quedado bajo la órbita de Carlos Salvador Bilardo. No hay dudas de esto para nadie.

No es novedad la obsesión de Bilardo por la Selección, a tal punto que ha soportado la situación actual donde no tiene protagonismo y su rol ni siquiera puede considerarse secundario, porque a nivel fútbol es sencillamente un cero a la izquierda en Sudáfrica 2010.

Maradona dirige y Bilardo se ubicará muchísimo más cerca de Grondona, siendo apenas poco más que un espectador que tiene cierto acceso a la Selección Argentina. Pero Bilardo ha aceptado toda esta coyuntura en nombre de su obsesión por la albiceleste que no podrá ser satisfecha en esta oportunidad con un DT que seguramente no le dará cabida bajo ninguna circunstancia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario