jueves, 13 de mayo de 2010

Fútbol Internacional: La Europa League se vistió de rojiblanco

El Atlético de Madrid ha conseguido romper su maldición más larga. Habían pasado 48 años desde que consiguió su último título europeo, en 1962 la Recopa de Europa frente a la Florentina, y por ello ayer toda la familia rojiblanca lo celebró en Hamburgo como hubiese sido el primero. Enfrente tenían a un Fulham que para nada era una rival con nombre, pero la manera en la que había llegado a esa final asustaba a muchos. Los ingleses tuvieron que dejar por el camino, consiguiendo algunas grandes remontadas, a Juventus de Turín, Wolfsburgo o Shakhtar Donetsk entre otros. Finalmente dos goles del uruguayo Forlán, el último en la segunda parte de la prórroga, hicieron campeón al Atlético de Madrid en la primera edición de la Europa League.

Como de costumbre, sino no sería el Atlético de Madrid, le tocó sufrir al conjunto de Quique Sánchez Flores. Aunque se adelantaron en el marcador tras un gol de Forlán, el uruguayo ya había mandado un balón al palo, el Fulham consiguió empatar antes del descanso gracias al tanto de Simon Davies. La primera parte destacó por el dominio rojiblanco, algo que no ocurrió en la segunda mitad. Tras la pausa, el Fulham comenzó con mejores ideas y puso en aprietos a los madrileños. Bobby Zamora, el cual jugaba tocado, fue sustituido por Clint Dempsey. El americano no lo hizo mucho mejor y todo ello fue causa de la defensa del Atlético de Madrid, la cual se mostró segura durante casi todo el encuentro, aunque sí es cierto que un mal despeje les pudo haber costado el campeonato, pero esta vez Davies se encontró con el meta De Gea.

El Atlético de Madrid también tuvo alguna ocasión aislada que les pudo proclamar campeones antes de llegar al final de los 90 minutos. En la prórroga el Atlético de Madrid fue superior. Tal vez porque tiene mayor experiencia en este tipo de situaciones. Salvio, quien sustituyo a José Antonio Reyes pudo sentenciar al igual que Agüero, pero el protagonista debía ser otro, el hombre que había hecho posible que el Atlético de Madrid llegara hasta Hamburgo (marcó el gol en la prórroga frente al Liverpool), el uruguayo Diego Forlán, quien marcó el de la victoria y el de la locura para el conjunto rojiblanco.

El Atlético tiene otra final la semana que viene frente al Sevilla, la final de la Copa del Rey. Uruguay quiere que todos los jugadores que han sido convocados para la apuesta por el Mundial se concentren el día 17 de mayo. La final es el 19 por lo que a priori Forlán no podrá llevar a su equipo hacia otro título.

No hay comentarios:

Publicar un comentario