miércoles, 7 de julio de 2010

El tiqui-taca llega a la final (Alemania 0-1 España)

Después de llegar a la semifinal con bastantes dudas, aprobando con cinco raspado en todos los partidos de la fase eliminatoria, España afrontó con confianza el partido frente a una Alemania que no le había temblado el pie en su camino hacia la gloria de Johannesburgo, dejando por el camino a selecciones de renombre como son Argentina o Inglaterra. El tiqui – taca se hizo, desde el primer minuto, dueño de uno de los mejores (sino el mejor) partido que hemos disfrutado en l Mundial y también que ha realizado la selección española, justa vencedora del encuentro. Tuvo que ser Puyol el autor del único gol del partido, el cual coloca a la selección que dirige Vicente del Bosque en su primera final de un Mundial.

La campeona de Europa saltaba al césped con una gran novedad en el once. Pedro, jugador del FC Barcelona, le quitaba el puesto a un Fernando Torres que se ha mostrado negado durante todo el Mundial de Sudáfrica. En el bando teutón, Trochowski entraba por el sancionado Müller, una baja más que sensible que ha ayudado claramente a la selección española ya que Klose se mostraba muy solo en ataque. Las entrada de Pedro en el once fue uno de esos aciertos que realiza un seleccionador y que será recordado durante mucho tiempo. El extremo del conjunto azulgrana fue, a mi gusto, el mejor del encuentro, y eso que al final cometió un error que hizo sufrir a La Roja.

En la primera parte, al igual que en la segunda, el dominio fue claramente español, aunque en algunos momentos Alemania, que salió a esperar, se mostraba algo más. La primera ocasión del encuentro la tuvo Villa a pase de Pedro, pero Neuer evitó que el partido comenzara muy cuesta arriba para los alemanes. España lo seguía buscando y fue Puyol el que avisó a la zaga teutona que a pesar de su altura, en un Mundial todo el mundo es vulnerable, pero su remate se marchó alto. Fue entonces cuando Alemania se dio cuenta que 90 minutos a la espera podían hacerse muy largos y salieron algo más al ataque pero sus llegadas creaban poco peligro.

Con empate a cero tras el descanso se esperaba que Alemania tratara algo más, pero de nuevo España se ató el Jabulani al pie y no lo soltó. Se repetían las ocasiones pero no llegaba el gol. Disparos desde la frontal, llegadas por banda y pases de la muerte que no eran materializados, hasta que Xavi Hernández votó un córner y Puyol, que ya había avisado en la primera parte, marcó el único gol del encuentro. Tras el gol de La Roja, los germanos tuvieron que salir hacia arriba y dejar espacios atrás, espacios que se tradujeron en varias contraataques letales, de las cuales la mejor fue la llevada por Pedro, pero fue demasiado egoísta y no quiso ver a Torres, que habían entrado sustituyendo a Villa, y acabo perdiendo el balón y alargando la agonía española.

Finalmente, Alemania no consiguió dar la sorpresa y la selección española se clasifica, por primera vez en su historia, para una final de un Mundial. Johannesburgo espera a Holanda y España, las dos finalistas que seguro nos brindarán otro encuentro de locura. El sábado Uruguay y Alemania lucharán por el premio de consolación, un tercer puesto que lamentablemente no será muy recordado.

2 comentarios:

  1. Y la Madre Patria vengó la derrota argentina. Enhorabuena Carlos!

    En lo que no concuerdo es en que el partido por el Tercer Puesto, más allá de que es un consuelo que no queda en la historia, es muy importante para Uruguay que venderá muy cara la derrota ante los teutones que ahora llegan bastante golpeados.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. El fútbol es así Dario, ya veras como cuando pase el Mundial pocos recordarán quien ha quedado tercero, aunque si que estoy de acuerdo contigo en que para Uruguay, selección que me ha sorprendido gratamente, será un encuentro muy importante. Supongo que amabas selecciones llegan tocadas por haberse quedado a las puertas de la final, aunque que mejor manera de volverte para casa que con una victoria.

    Un abrazo

    ResponderEliminar