miércoles, 8 de septiembre de 2010

'Malos' Aires para La Roja

Lo primero reconocer que me he tenido que comer mis palabras y, a pesar de que no he recibido ningún comentario de mi gran amigo Darío (vía email) por la dolorosa derrota que España cosechó en el Monumental de River, me gustaría darle la enhorabuena por el buen juego desplegado por la Albiceleste y por tener en el banquillo a un seleccionador que si sabe que jugadores están en forma, como por ejemplo sucedió con Cambiasso, quien estuvo muy bien sobre la ‘cancha’.

Sobre el partido, Argentina jugó bien, al igual que creo que también lo hizo España, pero los de Batista supieron pegar cuando había que hacerlo. No voy a buscar excusas diciendo que era un amistoso, ya que solo lo era sobre el papel, en el terreno de juego era, como muchos tabloides habían remarcado, la Final que nunca fue. Por ello Argentina salió con un once de gala, por lo menos para Batista, quien apostó por Banega (jugador del Valencia que particularmente creo que en Europa está infravalorado) y Cambiasso como directores de orquesta en el centro del campo junto al incondicional Mascherano (poco puedo añadir ya de este gran jugador). En ataque, pensé que el DT creería en Milito, pero le dejó en el banco y confió en Higuaín, Tévez y Messi, algo que nadie le podrá reprochar a día de hoy, ya que los tres dejaron el partido prácticamente sentenciado pasada la media hora de encuentro.

Como español que soy, debo decir que España tuvo muy mala fortuna y una caraja ‘Monumental’ en los primeros minutos que se acaba pagando caro frente a una selección como la Albiceleste. El que para mí es actualmente el D10S, acalló muchas de esas bocas que le critican cuando juega con la elástica de Argentina. Messi marcó el primero, y estuvo siempre presente, como lo está en el Barcelona (compañeros argentinos, confíen en este ‘superdotado’ del fútbol que les dará muchas alegrías). Higuaín, también criticado pero este desde la capital española porque no aparece en los partidos grandes, marcó el segundo y para mí este era un partido grande, aunque bien es cierto que la defensa de La Roja era bastante experimental.

Tévez hizo el tercero aprovechando un error garrafal de Pepe Reina, el cual se resbaló y lamentablemente vivió uno de los peores momentos de su carrera. El Apache siempre está al acecho para aprovechar ese tipo de jugadas. Villa lo intentó para una España que a pesar de mover el balón en ciertos periodos del partido, no llegaba con claridad. El ‘7’ de España pegó dos palos en la primera mitad, aunque también hay que valorar el gran trabajo del meta Sergio Romero.

Pienso que Del Bosque acertó buscando con Navas, Cazorla y Llorente algo de respuesta a los tres goles, pero España no demostró en ningún momento ser la campeona del mundo. Aún así, y tras varias ocasiones, Llorente acortó distancias, la cual volvió a ser de tres goles cuando Agüero marcó en los últimos minutos del partido. Buena victoria para Argentina, podríamos decir que hasta necesaria, para darle un empujón al periodo de transición que está viviendo, y derrota para una España que vuelve a poner los pies en la tierra tras los festejos del Mundial, algo que creo también es necesario para no dormirse en los laureles.

España jugará el mes que viene un par de partidos que le servirán para apostar por la Euro 2012 y también para levantar la cabeza tras este tropiezo. Sus rivales serán Lituania y Escocia, quienes pueden pagar los platos rotos, ya que La Roja querrá demostrar que lo de Argentina fue un pequeño lapsus sin mayor importancia.

1 comentario:

  1. La verdad es que no era necesario enviarte ningún correo Carlos, el resultado 4-1 habla por sí solo entre una Selección que es fruto de la improvisación constante contra la actual campeona del mundo, que se lleva torneo tras torneo y está en boca de todos.
    A bajar el ego entonces amigo!!!

    ResponderEliminar