domingo, 10 de octubre de 2010

Declaraciones opuestas

Con el resultado puesto, donde un Independiente que venía literalmente para el cachetazo derrotó por la mínima (en todo sentido) a un Racing que no pudo aprovechar el envión que tenía de obtener 7 de los últimos 9 puntos en juego, las declaraciones de los DTs se acomodan al ritmo del resultado inmediato.

Por un lado, en la vereda triunfante, Antonio Mohamed arrancó con el pie derecho en el Rojo, al llevarse el clásico de Avellaneda en su debut. En los vestuarios se despachó con varias frases que utilizó con el viento a favor de la victoria y que le sirven para pensar a futuro y contagiar optimismo y confianza a un plantel que venía con la moral por el subsuelo:

- "Lo único que podíamos pedir por el poco trabajo era actitud y entrega, pero intuía que íbamos a ganar este clásico"

- "Con el 0-0 me iba conforme al descanso para hablar y cambiar. Nos fuimos arriba sin merecerlo. Después estuvimos mejor, pero no pudimos aprovechar las contras"

- "Cumplimos uno de los objetivos, pero todavía faltan dos", en alusión a la Copa Sudamericana y la clasificación a la Copa Libertadores

Por el callejón oscuro de la derrota, Miguel Angel Russo se colocó el cassette y dejó frases de su sello, como aquella tan mentada de "el fútbol son decisiones", sin una autocrítica que hubiese sido saludable y mostrando su adulterado bajo perfil:

- "Es difícil explicar una derrota cuando hacés las cosas mejor que el rival"

- "Cuesta entrar a un vestuario después de tener las mejores situaciones y no convertir"

- "No me gusta perder, principalmente por la gente"

Los ejemplos son claros, y se pueden observar fecha tras fecha, cada DT acomoda su verborragia con el condicionante del resultado, algunos con hipocresía, otros inteligentemente, otros con buen tino, otros con mejor temple y la gran mayoría, con mentiras evidentes.

Que cada uno escuche, vea y saque sus propias conclusiones.


No hay comentarios:

Publicar un comentario