domingo, 17 de octubre de 2010

No tan fácil para Estudiantes

Hasta la fecha anterior, Estudiantes de La Plata tenía una importante luz de ventaja de 5 unidades en el Torneo Apertura, pero luego del empate del elenco de Alejandro Sabella en Santa Fé ante Colón, Vélez y Arsenal le han marcado que el camino al título no le será simple.

El Pincharrata llegó al Cementerio de los Elefantes más diezmado que nunca, porque además de seguir complicado en su ataque donde el goleador que venía a tratar de hacer olvidar a Mauro Boselli, Hernán Rodrigo López, no termina de recuperarse, se le sumó la ausencias del tandem que es su corazón futbolístico: Juan Sebastián Verón y Rodrigo Braña. Desmembrado como estaba, el puntero del campeonato la sacó barata con el empate, porque Colón se las ingenió para madrugarlo en el marcador a los 4' de iniciado el cotejo y el dominio del trámite en gran parte del partido, sin ser un vendaval de ideas, la impronta de su DT Fernando Gamboa se va visualizando en cancha, quedando en claro que el 0-6 ante Vélez de la semana pasada fue un accidente no menos que fatal. Gastón Fernández pudo igualar las cosas de penal, luego de una avivada de Enzo Pérez en el área sabalera y Estudiantes no pudo encajar el partido, sino que lo sacó adelante como pudo, con lo que tenía y cuando no es posible ganar, lo mejor es no perder habrá pensado Sabella tras el pitido final de Pablo Lunatti.

Uno de los perseguidores, Vélez, venía entonado de la gran goleada de la semana pasada, pero a pesar de los buenos resultados hasta aquí, tiene un enemigo íntimo: la alta dependencia de sus individualidades. El funcionamiento y rendimiento colectivo es una consecuencia de lo aportado por el temible tridente Maxi Moralez - Santiago Silva - Juan Manuel Martinez. El equipo de Ricardo Gareca brilla a partir de su ataque, porque a nivel colectivo no termina de afinar las piezas y el viernes un humilde Quilmes, que no sabe cómo ganar, lo complicó poblándole el medio y desnudó varias falencias en la estructura de contención y de armado de fútbol del Fortinero.

El próximo viernes, digno de alquiler de balcones, Vélez y Estudiantes medirán fuerzas en Liniers. Si ganan los locales, habrá igualdad en la punta del campeonato, donde también podrá sumarse Arsenal que, con las armas propias de Gustavo Alfaro (orden, eficacia, pico y pala), está ahí arriba en silencio y expectante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario