lunes, 11 de octubre de 2010

Ugalde ganó y mostró que puede soñar

Lionel Ugalde demostró este domingo que tiene material como para soñar en consagrarse en la máxima categoría del automovilismo nacional al llevarse con una gran contundencia la final de la décimo tercera fecha del año, segunda de la Copa de Oro 2010.

El piloto de Mar del Plata había conseguido el tercer mejor tiempo de la clasificación general el día sábado y se llevó con mucha comodidad la tercera serie del domingo. Tal fue la superioridad de Ugalde en su serie que hizo de ésta la más rápida del fin de semana lo que le permitió largar en el primer cajón de la final. Nunca estuvo en riesgo el triunfo del piloto de Ford que se llevó sin despeinarse su segunda victoria del año, había ganado en Neuquén, y el quinto en su historial en el TC.

El triunfo lo ubicó a Ugalde en el segundo puesto de la Copa de Oro, pero hoy sería el campeón ya que Mariano Werner, puntero en las posiciones y segundo en la final de ayer, aún no ha conseguido un triunfo en el año. El piloto de Entre Ríos apuesta mucha de sus chances a llevarse la próxima final del TC cuando haga de local, el 31 de Octubre, en el Autódromo Ciudad de Paraná. Si gana Wener se convertirá automáticamente en un gran candidato.

El podio lo completó otro integrante de la Copa de Oro, Jonatan Castellano. La esperanza de Dodge había ilusionado a sus hinchas el viernes al hacer el mejor tiempo, pero no lo pudo confirmar el sábado y clasificó en el quinto puesto. La rotura del cardal en motor de Diego Aventín le dejó servido el triunfo en la segunda batería al piloto de Lobería, quien se acomodó así en el sexto lugar entre los doce aspirantes a la corona.

El resto de los aspirantes al título tuvieron suerte dispar. Diego Aventín, vencedor en Trelew, logró el segundo mejor registro el sábado, pero el problema antes mencionado le complicó el fin de semana. Largó desde muy atrás en la final y logró terminar en el puesto 13.

Los grandes candidatos de Chevrolet se pelearon entre sí en la primera serie, quedando finalmente en manos de Mariano Altuna, quien abandonó en la final por problemas de temperatura en su impulsor. Matías Rossi fue de más a menos; poleman del sábado, no pudo aguantar a Altuna en su serie y debió conformarse con el quinto puesto en la final. Christian Ledesma, tercero en la primera batería y séptimo en la final tuvo una discreta actuación.

Preocupante es la realidad que mostraron nuevamente los dos grandes candidatos antes del inicio de los play - off: Gabriel Ponce de León, primero en la fase regular, otra vez clasificó muy mal, décimo quinto, y estuvo enredado todo el fin de semana. Mientras que su compañero de equipo, Emanuel Moriatis, debió conformarse con el tercer puesto en la segunda serie y el sexto en la final ya que no tenía auto para más.

Sorpresivamente el mejor piloto de Chevrolet en la Copa de Oro al momento es Agustín Canapino, quien se ubica tercero gracias al segundo puesto obtenido en la última serie y el cuarto lugar conseguido en la final.

Quedan tres carreras, Paraná y La Plata, circuitos favorables a los Ford y Bs. As. donde los Chevrolet y las Dodge suelen andar muy bien. El más regular se llevará la corona.

Así llegaron a la bandera a cuadros en el Autódromo "Hermanos Emiliozzi" de Olavarría:

Así están las posiciones en la Copa de Oro 2010:


No hay comentarios:

Publicar un comentario