martes, 4 de enero de 2011

Boca y River en su laberinto 2011

Durante esta semana Boca y River arrancan sus respectivas pretemporadas con la ilusión de recuperar el protagonismo perdido que les permita luchar en lo más alto del Torneo Clausura 2011 y así también les abra las puertas a los torneos continentales que ambos clubes han mirado desde afuera en 2010.

La realidad que hay que marcar es que los procesos de Julio César Falcioni y Juan José López generan una ilusión sin demasiados argumentos, porque ambos no tienen ni una base titular ni estrellas descollantes que puedan hacer la diferencia a lo largo de todo un campeonato. Y justamente estos aspectos serán los principales escollos que tendrán por delante estas cabezas de grupo que, como destacamos siempre desde esta columna, parecen ser los únicos responsables -descartables por cierto- de los resultados, en primer término, y de los rendimientos colectivos e individuales en segunda instancia.

A la fecha, no hay novedades en el campo de las incorporaciones ni por Núñez ni por La Boca. Los días pasan y las negociaciones exceden los tiempos previstos por el club xeneize, mientras que en River buscan vender en cifras exorbitantes a joyas de inferiores que no llegan a los 20 partidos en Primera División para poder salir a buscar refuerzos. Parecidos pero distintos, los hinchas van mirando de reojo lo que les puede deparar este 2011.

Por ahora no hay indicios palpables para alimentar las esperanzas de los dos clubes más grandes de la Argentina que actualmente -con suerte- forman parte del pelotón que se ubica atrás de las realidades exitosas de Vélez y Estudiantes, hoy envidia del fútbol argentino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario