miércoles, 26 de enero de 2011

Ni poco, ni mucho

La victoria de Independiente por 2-0 frente a Deportivo Quito en el inicio de la Copa Libertadores 2011 dejó un tufillo extraño por Avellaneda. La ventaja no es corta, pero un resultado de dos goles arriba con 90 minutos por jugarse en la altura de Quito, da como para mirar el partido en Ecuador con otros ojos.

Ante la falta de claridad en el juego, Independiente aprovechó dos jugadas desafortunadas de parte de la defensa del equipo ecuatoriano para marcar sus goles y además dejó su valla en cero como para asegurarse ese plus que da el gol de visitante en las instancias de eliminación directa en la Conmebol. Pudo haber sumado algún otro gol en su haber pero el doble 9 que presenta Mohamed en cancha, con Andrés Silvera y Facundo Parra, se encargó de dilapidar una chance clara cada uno. Ahí sí hubiera sido otro el cantar.

Pero la realidad marca que el Rojo se lleva un 2-0 que no debe menospreciar dentro del rendimiento que ha mostrado en cancha, con una pretemporada recién desandada y en plena búsqueda del mejor fútbol por parte de su DT que ya vio cómo Matías Defederico le comenzó a pagar con el gol que abrió el marcador, más el buen aporte de Patricio Rodriguez que no sólo se anotó en la red sino que parece haber tomado nota de los dichos de Mohamed cuando se refirió a que varios valores del plantel debían explotar, entre ellos este pibe que lleva la mítica 10 en la espalda.

Para el final dejamos al rival, el Deportivo Quito, cuya principal arma mostrada en la noche de Avellaneda es la altitud con que esperará el encuentro de vuelta, porque su actuación fue muy mezquina y la idea fue aguantar todo lo que se pudiera sin apostar siquiera por algún contragolpe. Apenas atinó a reaccionar luego de encontrarse en desventaja cuando generó algún revolcón de Hilario Navarro, pero duró lo que un suspiro.

El próximo martes entonces, Independiente viajará hasta Quito para intentar lograr la clasificación a la Fase de Grupos de la Copa que más lo desvela: Su Libertadores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario