viernes, 14 de enero de 2011

Vuelve

Enzo Francescoli tuvo su regreso con gloria en River. Juan Sebastián Verón lo tiene en Estudiantes de La Plata. Guillermo Barros Schelotto viene por una de las paradas más difíciles que le plantea su exitosa carrera deportiva.

Y a los 37 años se anima. Y la gente agradecida. La del club que está acosada por el promedio del descenso y la del ambiente futbolero en general también. El Mellizo hace gala de la pasión por el club, del amor por la camiseta que hoy, con un fútbol superprofesionalizado, se ha trasladado casi exclusivamente al socio y a la tribuna. Pero hay excepciones, como las que mencionamos: Francescoli, Verón y ahora Barros Schelotto se suma al selecto grupo.

En 6 meses, tal la duración de su contrato, Guillermo pone el hombro para sacar a Gimnasia del pozo en un proyecto que comanda un presidente tripero que tiene su historia como Héctor Delmar y la llegada de Angel Cappa que siempre ilusiona por su idea futbolística con algún que otro refuerzo que pueda sumar. Poco tiempo y al filo del peligro es la apuesta del ídolo que se juega las últimas cartas de su carrera en un momento complicadísimo de “su” club. Muy jugado.

La batalla entonces durará un semestre, el frío resultado puede convertir al ídolo en leyenda. En una entrevista al Diario Olé afirmó que venía a “dar la cara”, con esta declaración no hizo más que convertir a muchos hinchas de otros clubes, principalmente de Boca, en simpatizantes de Gimnasia. El 7 está de regreso en una parada fiera. Que el desenlace sea el esperado por todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario