martes, 1 de febrero de 2011

Adentro

Independiente cayó 1-0 en Ecuador frente a Deportivo Quito pero le alcanzó para meterse en el Grupo 8 de la Copa Libertadores 2011, donde tendrá como rivales a la Liga Deportiva Universitaria de Quito, Peñarol de Montevideo y Godoy Cruz de Mendoza.

El equipo conducido por Antonio Mohamed estuvo demasiado enfocado en aguantar el resultado en la altitud de Quito. La altura fue su gran miedo y principal obstáculo a la hora de construir cualquier actitud ofensiva que le hubiera facilitado las cosas para no sufrir tanto, porque convertir un gol pudiera haber significado lo que un oasis a un extraviado en pleno desierto.

Apenas dos ocasiones tuvo el Rojo en todo el partido, contra varias con las que contaron los ecuatorianos que chocaron una y otra vez con uno de los artífices de la última Copa Sudamericana obtenida por Independiente: Hilario Navarro. El arquero estuvo superlativo otra vez y, en el parejísimo y devaluado fútbol sudamericano, individualidades de este tipo cotizan por las nubes.

Para peor, los cambios tácticos que intentó realizar el DT rojo apenas a 10' de iniciado el segundo tiempo y cuando el score estaba 0-0 tuvieron el peor coletazo. Al minuto nomás de armar la doble línea de 4, llegó el gol del Deportivo Quito para estirar el sufrimiento hasta el minuto 94 cuando el árbitro Larrionda pitara el fin del cotejo.

Aguantó y le alcanzó a Independiente para entrar en la Segunda Fase de la Libertadores 2011, y a otra cosa mariposa, el Rey de Copas logró su cometido: ya está adentro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario