miércoles, 16 de febrero de 2011

Perdidos en Brasil

El título de la nota no refiere a un largometraje, sino a la muy baja actuación de Estudiantes en su debut de Copa Libertadores. Un Cruzeiro muy metido en el partido, e iluminado en todas sus líneas le propinó una goleada de 5-0 que tiene su explicación.

Equivocó el planteo Eduardo Berizzo, al salir con un 3-4-2-1 que no encajó en ningún momento del partido. Tampoco hubo un volantazo a tiempo desde el banco, cuando por ejemplo a los 17' del primer tiempo las cosas estaban 2-0 para los brasileños no existió ningún tipo de modificación y Estudiantes siguió siendo superado, por no decir desbordado, en todos los sectores. Verón estuvo ausente y el desequilibrio que representa Enzo Pérez no gravitó en la banda derecha, y con los dos motores de fútbol bloqueados más la imprecisión con la pelota y desconexión entre líneas hicieron que la goleada de 3-0 al finalizar los primeros 45' presagiara un par de goles más en la segunda etapa, donde Cruzeiro bajó un poco los deciveles pero tampoco le costó mucho llegar a sumar 5 gritos. Recién faltando 10' ingresó Hernán Rodrigo López para ser apenas una figura decorativa en ataque, demasiado tarde.

Grandes errores en la teoría y en la práctica cometió el actual campeón del fútbol argentino, frente a un equipo brasileño que supo aprovechar todas las falencias de su rival para inflar la red cada vez que se lo propuso, su principal figura fue el argentino Walter Montillo y por derecha tuvo a un incontenible Wallyson que dejó un tendal en cada excursión ofensiva.

La producción del Pincha fue muy baja tanto colectiva como individualmente, pero la táctica terminó siendo la errada. ¿Cuánto tiene que ver la escuela Bielsa en la defensa de 3? En el ámbito doméstico funcionó ante un flojo Newell's, pero la prueba no fue superada en Brasil. Habrá que ver si Berizzo toca el dibujo o, parafraseando la política, se profundiza el modelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario