jueves, 3 de febrero de 2011

River y Boca no dejan de ser incógnita

Se terminó el verano para River y Boca. Ahora les queda por delante lo serio, el Torneo Clausura 2011 será el reto que pondrá a cada equipo en un lugar más verosímil de lo que intenta ubicar la prensa deportiva ante 3 ó 4 partidos estivales de preparación.

Los más esperanzados, sin llegar tampoco al nivel de optimismo, son los hinchas de Boca. Parece que el flamante DT Falcioni ha inculcado los conceptos básicos de su estilo y quedó claramente reflejado por lo que mostró su equipo en cancha en estos partidos. Rigurosidad y orden táctico como premisa, algunos jugadores tuvieron buenos rendimientos y ya levantan la mano para ser tenidos en cuenta en el rodaje del campeonato, por ejemplo los casos Calvo y Mouche, este último de quien nos hemos ocupado en este blog en algún momento, quizás sea el momento de que explote todo el potencial que tiene.

Los refuerzos que llegaron a la Ribera -Rivero y Somoza- por ahora cumplieron y se sintieron bien dentro de las dos líneas de 4 que plantea Julio Cesar Falcioni y Walter Ervitti recién se estará sumando al grupo para ocupar una plaza de titular indiscutido. Hay varias caras nuevas que serán titulares, lo mismo que aconteciera hace un semestre atrás con Claudio Borghi. Por eso, y a pesar de haber obtenido buenos resultados en los partidos de verano, no deja de ser un enigma este nuevo Boca.

Lo de River si bien no es preocupante, los indicios que deja enero son negativos. Porque Carrizo, quizás su principal figura, deja su lugar a Chichizola y Vega, una carga muy pesada para ambos, de la cual la dirigencia millonaria no ha tomado nota, porque el único refuerzo que ha llegado, Bordagaray, no tuvo protagonismo alguno en cancha. El equipo había sabido levantarse con la llegada de Juan José López pero los rendimientos veraniegos más las bajas -incluido Ortega- ensombrecen un poco el futuro.

Hay que ver. En menos de dos semanas comienza a rodar la pelota y lo que dejó el verano será fugaz, como todos los años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario