domingo, 17 de julio de 2011

Basta de todo

Basta de fracasos deportivos que se explican por la incoherencia e ineptitud dirigencial.

Basta de técnicos inexpertos designados a dedo, que encima, terminan cayendo en la mentira que el papelón de la Copa América "no es un fracaso" y que es tiempo de "corregir errores".

Basta de improvisaciones tácticas, de inventar posiciones a los jugadores creyendo que una victoria ante Costa Rica era medida suficiente.

Basta del Gobierno Nacional condescendiente con la corrupción y dictadura de la AFA, que le tira el salvavidas del "Fútbol Para Todos" y se asocia a los negocios turbios y mafiosos de Julio Grondona.

Basta de desperdiciar al mejor jugador del mundo y de echarle el fardo de que se cargue la Patria al hombro en cada partido.

Basta de jugadores tibios que no transmiten nada adentro y afuera de la cancha. Caudillos se buscan.

Basta de defensores centrales sin presencia ni personalidad, que no están a la altura.

Basta de que nos salve la genialidad individual de alguno.

Basta de los campeones del '86, muchachos sin pergaminos e incapaces que no les da el paño para estar al frente de Selección Nacional alguna.

Basta de la obsesividad de Carlos Bilardo por estar cerca de la Selección, es el fin de un ciclo que no deja nada en su función de Director de Selecciones Nacionales.

Basta de tener que tocar fondo para buscar cambios, existe un concepto que es la mejora contínua. Basta de aprender de las derrotas, también se aprende de los éxitos y de cuando se hacen bien las cosas.

Basta de esconder la tierra abajo de la alfombra. Basta de mentiras en el fútbol argentino. Basta de Grondona. Basta de Bilardo. Basta de impunidad. Basta de fracasos. Basta de bastardear la historia. Basta de mentirle a la gente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario