lunes, 25 de julio de 2011

Un mamarracho más y van...

Conmoción en la AFA. Decisiones precipitadas, a los apurones, sin programación alguna, manotazos de ahogado y los desmanejos a los que nos tiene acostumbrados a los argentinos el organismo rector del fútbol comandado por Julio Grondona, que hoy, en la voz del inefable Ernesto Cherquis Bialo ha dejado boquiabierto a más de uno.

A menos de dos semanas del arranque del Torneo Apertura, nos desayunamos de la confirmación del run-run de estos días: cambio rotundo en la estructura de disputa del torneo de Primera División, unificándolo en 36 ó 38 equipos de Primera y Nacional B a partir de la temporada 2012/13. No sólo eso, sino que se ha dejado entrever que esta temporada, en Primera, "no habría descensos" según el portavoz de la AFA. Eso sí, recién en octubre y vía Asamblea se confirmará todo esto, en plena competición. Nada programado, poco serio y menos decoroso todavía.

Es una buena noticia el adiós de la bendita tabla que da miedo y la federalización de la categoría máxima del fútbol, pero con River en el Nacional B, casi todos los equipos grandes en zona peligrosa de promoción y la precariedad del anuncio no deja de ser todo un mamarracho.

No todo queda ahí, también la vedette del día fue la Selección Argentina, donde se viene el cambio a fondo parece. Además de anunciarse la salida de Sergio Batista, se afirmó que todos aquellos que se encuentran en funciones están siendo evaluados y considerados en su puesto de trabajo. Además, se recibirán propuestas de cuerpos técnicos para analizar quién ocupará el cargo de cara a las eliminatorias para Brasil 2014 y por qué no vaya a haber novedades en la conducción de las juveniles.

Demasiadas cosas para un sólo día, los cambios siempre son buenos y si el descenso de River o el papelón de nuestra Selección en la Copa América forzaron estas decisiones, bienvenidas sean las modificaciones y los timonazos. Ahora, un detalle no menor, y es que estas transformaciones estructurales no hacen más que esmerilar la discusión sobre la eternización de Julio Grondona al frente de la AFA, ese cambio sí que seguramente no está en la agenda de nadie.

No hay comentarios:

Publicar un comentario