sábado, 2 de julio de 2011

Un paso atrás

Fue el comienzo menos deseado para la Selección Argentina. En el primer partido de su Copa América, no pudo mostrar en cancha los buenos pasajes que se han podido ver en alguno de los amistosos de este año y una manera de juego que quiere proponer su DT Sergio Batista.

En este sentido, no pudo encontrarse desde la tenencia de la pelota y el toque preciso y cayó en la telaraña que le plantó Bolivia en todos los sectores, lo que logró cortar cualquier sociedad o atisbo de creación y el volumen de juego al que quiere aspirar Batista.

Las variantes introducidas por el DT, con Agüero y Di María, no hicieron otra cosa que verticalizar las acciones ofensivas de Argentina, con pocas ideas y en forma desprolija ante un esquema boliviano que casi no tuvo grietas. En lo individual, el Kun Agüero ya pide pista para el próximo partido y parece que "se pone solo" en la alineación titular, porque concretó en la red, le dio otro aire al ataque y el clamor popular ya se hace sentir para que el delantero del Atlético Madrid esté entre los 11 frente a Colombia el próximo miércoles.

Por último, se debe destacar la aparición de viejos fantasmas, los mismos que se dieron en Sudáfrica. Las subidas por izquierda que poco daño hacen del siempre individualista Di María, el mediocampo descompensado con Messi retrasado e intrascendente, el barullo de Tévez y Lavezzi y la poca gravitación de los laterales en ofensiva salvo alguna acción aislada de Zanetti. Muy poco para destacar, individualmente flojo y colectivamente peor. Sin dudas, un paso atrás, pero -esperemos- una mala noche la puede tener cualquiera y esto recién comienza.

2 comentarios:

  1. Argentina no juega como equipo. Cada uno hace la guerra por su lado...

    Saludos desde La Escuadra de Mago

    ResponderEliminar
  2. Complicada la situacion, veremos que pasa.

    Me modernice un poco con el tema twitter, despues fijate jaja.

    Abrazo grande.

    ResponderEliminar