jueves, 25 de agosto de 2011

Un Rey sin corona ni jerarquía internacional

Independiente sumó otro duro revés en el plano que más lo seduce, el que traspasa las fronteras. Enfrente, el Internacional de Porto Alegre no tuvo demasiado trabajo, en la suma de las dos finales, para quedarse con la Recopa. Tuvo las cosas más claras y elaboradas a lo largo de los 180 minutos y fue un justo ganador.

El golpe de la Suruga Bank no pudo ser utilizado como envión en esta Recopa en el Rojo, tal cual prometieron desde el cuerpo técnico y algunos referentes del plantel. Quedaron en deuda, pero todo tiene un por qué en esta historia. La improvisación, que suele ser una marca registrada en varios clubes de Primera División de nuestro país, que baja desde un cuerpo técnico y dirigentes que supieron recorrer miles de kilómetros en el medio de una pretemporada, lesiones que se produjeron e hicieron ejectar a un reconocido profesional de la medicina deportológica como el Dr. Enrique Prada, hasta un plantel que termina desnudando una carencia de jerarquía e inteligencia para afrontar finales internacionales ante equipos que tampoco ostentan una actualidad superadora.

"Espejitos de colores" son los que venden desde la dirigencia de Independiente desde hace un largo tiempo. Centenares de contrataciones de jugadores de cualquier nivel, la construcción de un estadio cuya obra cumple 5 años en diciembre y no llega a un 70% de avance, números en rojo que se encaminan a los $200M de pasivo a pesar de las ventas millonarias de jugadores de la talla de Agüero, Ustari o Denis, una Copa Sudamericana -ganada con una mínima holgura- que casi le cuesta un descenso si no fuera por 3 victorias al hilo que logró a finales del Clausura 2011 y ahora un DT que está en la cuerda floja, a quien seguramente se encargarán de responsabilizar por los pobres resultados deportivos.

River hoy está jugando en la Primera B Nacional por una situación similar -económica y deportiva-, que fuera ninguneada por sus dirigentes hasta último momento y, en donde, como ocurre en este país, aquellos dirigentes que tienen responsabilidad directa en los incendios de grandes proporciones, son justamente los jefes del destacamento de bomberos y tienen la mejor solución para los problemas que ellos mismos provocaron.

En Independiente aún cuentan con oxígeno por esas cosas que tiene el fútbol, pero el tubo se puede quedar sin el elemento indispensable para la vida, en cualquier momento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario