sábado, 3 de septiembre de 2011

Argentina domina choque de invictos ante Puerto Rico

Argentina sacó adelante un partido complicado y derrotó por 81 a 74 a Puerto Rico. Carlos Arroyo fue el máximo anotador del encuentro con 24 puntos, mientras que por el lado argentino se destacaron Emanuel Ginobili con 23 y Luis Scola con 16.

Argentina salió con intensidad desde el arranque. Con una férrea defensa, el equipo de Lamas complicó a Puerto Rico. Pero pagó caro la poca efectividad y apareció Arroyo con un triple para adelantar a su equipo 7-3. Argentina reaccionó y con dos triples de Manu y uno de Prigioni se adelantó 16-14. El trámite continuó parejo hasta terminar Argentina arriba por 21-18.

El segundo inició con cuatro puntos de Narváez que adelantaron a su selección 22-21. Argentina se quedó sin gol y una penetración de Arroyo obligó a Lamas a pedir tiempo muerto con su equipo abajo 25-26. Los caribeños se mostraban sólidos en ofensiva y un nuevo triple de Arroyo estiró la ventaja 33-27. Pero con carácter, Argentina volvió al partido y un doble de Gutiérrez cerró el primer tiempo con Puerto Rico arriba 36-34.

En el tercer cuarto se vio lo mejor de Argentina. En el comienzo una antideportiva sobre Santiago y un triple de Arroyo alejó a los boricuas 41-36. Fue entonces cuando Argentina se encendió y con un Scola tremendo, bien acompañado por Prigioni, los locales pusieron un parcial de 16-0 para alejarse, 52-41. Argentina se lucía y seguía con ímpetu. Meléndez no encontraba respuestas de su equipo. Sobre el cierre, Delfino le dio la ventaja al local por 62-50.

En el último periodo, Argentina salió rápido a intentar definirlo, y de la mano de Scola, se alejó 72-56. Con mucho amor propio, Puerto Rico pareció despertar hasta ponerse a tiro de la mano de Barea y Arroyo. Pero un triple de Ginobili, a falta de un minuto, puso el partido 81-69 y sepultó las esperanzas boricuas. No quedo tiempo para nada más hasta llegar al 81-74 con que culminó el encuentro.

Tras el partido, el técnico Julio Lamas destacó que “en el segundo tiempo lo sacamos adelante con el esfuerzo de los jugadores en defensa, así ganamos circulación de balón y además mejoramos la efectividad y nos pudimos tranquilizar para llevarnos un partido muy difícil ante un rival directo”.

Fuente: FIBA Américas

No hay comentarios:

Publicar un comentario