martes, 27 de septiembre de 2011

Guardiola recupera el 3-4-3 del Dream Team

Pep Guardiola ha hecho revivir el sistema táctico propio del Dream Team de Johan Cruyff. El técnico culé lo había empleado anteriormente de manera circunstancial, pero ahora se ha convertido en una constante en los partidos del Camp Nou.

Pese a la fallida prueba en Mestalla frente al Valencia (el partido acabó en empate), lo empleó nuevamente ante el Atlético de Madrid en casa como ya hiciera esta campaña ante el Villarreal y Osasuna. Dos dibujos dentro del campo y una misma forma de entender el fútbol. ‘La idea cuando juego con uno u otro sistema es la de atacar mejor dependiendo del rival’, subrayó Guardiola.

Los resultados le dan la razón. En cinco jornadas ha jugado en tres ocasiones como local, habiendo marcado en su feudo 18 de sus 22 goles manteniendo la portería a cero. Una media de seis goles por partido, a goleada cada quince días como quien dice. No por jugar con menos atrás se defiende peor. Este año el Barça recuerda al del primer año de Pep con Samuel Eto’o. El equipo adelanta más las líneas de presión hasta el borde del área contraria, ahogando la salida del balón del contrario y teniendo unos porcentajes de posesión insultantes. Todo esto convierte al bando azulgrana en una de las grandes apuestas del fútbol europeo.

Al tener más hombres de creación en el centro las opciones imaginativas se multiplican. Antes anular a Xavi Hernández era anular al Barça. Ahora con marginar al seis no basta. Thiago Alcántara y Sergio Busquets se reparten parte de sus labores con una posición fija, mientras Cesc Fábregas lo hace moviéndose anárquicamente a lo largo y ancho del terreno de juego.

De esta manera consiguen abrir más huecos para los de arriba. Porque aunque ninguno es un nueve puro, por ahora todos lo son. Leo Messi, Villa, Pedrito o incluso Cesc intercambian la posición de falso delantero centro, convirtiéndose el marcaje en una quimera. ‘El mayor problema del Barcelona son las dudas que genera al resto’. Palabras irónicas de Dani Alves que, no obstante, resumen una idea futbolística que roza la perfección.

2 comentarios:

  1. Me gusta mucho más que juegue con 4 defensas. El buen ataque es una buena defensa.


    Saludos desde La Escuadra de Mago

    ResponderEliminar