jueves, 8 de septiembre de 2011

¿Revolución anti-barra?


Ayer, en el Estadio Libertadores de América sucedió lo menos pensado, por supuesto, para esos mercenarios que vestidos de hinchas caracterizados solemos observar en la tribuna situada detrás de los arcos de todas las canchas argentinas.

Los hinchas de verdad, esos que sufren por sus colores, por el club de sus amores, ese club que le supieron inculcar sus padres, abuelos o cualquier persona muy querida desde sus raíces de niño, le dieron una lección a la violencia engendrada en el seno de la dirigencia de Independiente y representada por Pablo Álvarez (reconocido por todos como "Bebote") y sus secuaces de "La Barra del Rojo".

Con cánticos que rezaban la verdad sobre lo que pasa en el Rojo, desnudaron y dejaron boquiabiertos a los vándalos: los de la barra y los otros, esos dirigentes que han llevado a un estado caótico a Independiente y que, en diciembre, planean continuar un mandato más de 3 años ya que no quieren dejar pasar la oportunidad de presentarse en las elecciones de autoridades que se llevará a cabo.

Los hinchas, llamaron a todos los socios a votar en diciembre por una alternativa, insultaron a la barra brava y los violentos hablaron en el único idioma y actitud básica que conocen: la violencia. Corrieron a muchos por la tribuna, blandiendo armas blancas y quedaron más expuestos que nunca ante todos los medios y redes sociales. Sin pensarlo y con total torpeza terminaron apuntados por todos. Los violentos de siempre y los corruptos que vacían los clubes a costa de sus negocios personales quedaron de manifiesto.

Ayer, pudo ser una piedra fundamental en la lucha contra los violentos. La semilla fue plantada, genuinamente, por el pueblo de Independiente y la cosecha fue un éxito. Ahora, todo el mundo sabe que en Independiente las cosas marchan mal. Hoy también se hizo justicia por el crimen de Gonzalo Acro en manos de barras de River entre los que se encontraban los hermanos Schlenker. Es obligación de todos que esta historia continúe y termine de la mejor manera, no los dejemos solos. 

 
Imágenes de Infiernorojo.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario