sábado, 12 de noviembre de 2011

All Boys le ganó una batalla a San Lorenzo

Suele decirse que pueden ganarse batallas pero no la guerra. Por mucho que quieran confundir la situación y declarar la derrota de San Lorenzo ante All Boys como una bomba para hacer reventar la crisis en el club de Boedo, lamentamos informar que quedan por delante 24 partidos para definir quiénes disputarán la promocíón y quiénes descenderán en forma directa al Nacional B.

Dicho esto, debemos destacar el buen espectáculo que se pudo apreciar en el Nuevo Gasómetro. Por un lado, un San Lorenzo que no liga nada, tuvo un primer tiempo donde estrelló 2 pelotas en los palos y tuvo las mejores ocasiones para abrir el marcador, además de contar con una actitud de vocación ofensiva para la esperanza de la gente del Cuervo. Lamentablemente, llegó la irresponsabilidad de Emanuel Gigliotti quien se hizo expular tontamente y tras cartón el autogol de Jonathan Bottinelli, fue demasiada cuesta arriba para remontar, si bien esto aconteció en el epílogo del primer tiempo no hubo forma de cambiar la tendencia en el complemento.

Del otro lado, quien a la postre resultara ganador, All Boys sacó todo el provecho de los obsequios del Ciclón y se acomodó al partido para preservar los valiosos 3 puntos ante un rival directo en la promoción y hasta pudo haber estirado la ventaja si hubiera afinado un poco la puntería, porque los parantes le dijeron que no. Así, el Albo volvió a la victoria y con este valioso resultado salió de la zona de promoción y se fue con la esperanza a flor de piel, para seguir encontrando resultados y ese rendimiento colectivo que supo mostrar en la temporada 2010/11. 

Para que finalice la guerra faltan 24 batallas, All Boys derrotó a San Lorenzo en un partido que dio gusto ver, algo extraño hoy en el fútbol argentino, ambos equipos tienen con qué para sallir de la situación en que se encuentran inmersos, y esta tarde-noche quedó muy claro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario