domingo, 25 de diciembre de 2011

Ser parte del cambio o testigo del saqueo

En el ocaso de la Navidad, me tomo un merecido tiempo para mi querida Vanguardia Deportiva. 

En el último mes poco aparecí por el blog, desde hace un tiempo me metí dentro de la política de Independiente, casi sin darme cuenta, una cosa llevó a la otra y el resultado dio sus frutos. Junto con la Agrupación Independiente Místico llegamos a lo que muy pocos auguraban: un triunfo total y una participación masiva de los socios del Rojo, que marcó un récord histórico.

Un orgullo para mí, ser parte de la Comisión Directiva, con Javier Cantero a la cabeza y un equipo que se muere por seguir siendo parte, esta vez de sacar a Independiente a flote luego del letargo donde se encuentra desde hace poco más de 15 años. Valió y vale la pena involucrarse. Estar.

Volviendo al título de esta nota, doy fe de que en este país todo puede cambiar, en Independiente ganamos una elección que todos marcaban como imposible porque teníamos enfrente a los monstruos tan temidos: política nacional, un oficialismo que era "imposible" de ser batido, barrabravas, medios partidarios y medios masivos nos ningunearon no sólo a nosotros, sino a la masa societaria en general. En Racing hubo señales similares, en Boca también. Hace un tiempo atrás en Newell's supieron extirpar a Eduardo López. En todos los casos, subestimaron al Pueblo, que cuando se lo propone, barre con la mugre.

Desde cada lugar que uno ocupa dentro de la sociedad EL CAMBIO ES POSIBLE, con sólo aportar un granito de arena en esas pequeñas actitudes diarias, podemos tener un país mejor, está todo en nuestras manos, más cerca de lo que todos pensamos, no hay monstruos ni mitos que nos puedan detener. Involucrate y dejá de ser testigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario