jueves, 19 de enero de 2012

La locura de Pepe

Fácilmente podría dar mi opinión sobre el partido de ayer entre el Real Madrid y el Barcelona, correspondiente a los cuartos de final de la Copa del Rey, pero creo que es necesario hablar de un jugador al que se le cruzan los cables cuando el resultado no es favorable, y sobre todo frente al Barcelona.

Képler Laveran Lima Ferreira, más conocido como Pepe, brasileño de nacimiento pero adoptado por la selección de Portugal, no para de liarla sobre los terrenos de juego. Sus acciones agresivas, rozando la locura, vienen siendo ya habituales, y más cuando enfrente tiene a un Barcelona que es claramente superior al Real Madrid de José Mourinho. Muchos le tachan de criminal y no se equivocan, el pisotón de ayer sobre Leo Messi cuando este estaba en el suelo, no da lugar a otros adjetivos.

Todo empezó en el Santiago Bernabéu hace casi tres años, cuando el internacional portugués se lio a patadas con Javi Casquero, centrocampista del Getafe. Como bien indicaba el jugador del equipo azulón, “Pepe viste la camiseta del Real Madrid, no una de barrio”. A pesar de los 10 partidos que le cayeron de sanción, posiblemente pocos por la gravedad de la agresión, el central de conjunto blanco no parece haber comprendido que eso no se puede hacer en los terrenos de juego, y menos si defiendes uno de los escudos con más historia del fútbol mundial.

Desde su llegada a la capital español, ha sido expulsado en cinco ocasiones, pocas si tenemos en cuenta las muchas veces que ha salido impune por no ver el árbitro sus feas acciones como la de ayer. Pero las cámaras, y más en un Clásico, lo recogen todo (esto es algo que le deberían explicar a Pepe) y ya ayer la afición blanca mostró sus descontento cuando Mourinho decidió sustituirle.

También me viene a la memoria la patada en las apuestas por la Champions League a Dani Alves. La temporada pasada tuvo que ser expulsado en las semifinales de esta competición y, aunque es cierto que la entrada no era tan dura como otras que ha protagonizado, los árbitros ya le tienen cogida la matrícula, algo que se ha ganado a pulso.

Desde las oficinas del Real Madrid, si no lo han hecho ya, deberían tomar medidas. Pepe está manchando con sus acciones una camiseta que han vestido los mejores jugadores del mundo. Ayer, en las redes sociales, muchos protagonistas de la profesión, como es el caso de Wayne Rooney, jugador del Manchester United, criticaron la dureza del juego del portugués.

No hay comentarios:

Publicar un comentario