martes, 24 de abril de 2012

Sólo puede quedar uno


Esta noche FC Barcelona y Chelsea se juegan llegar a la final de Munich que se disputará dentro de tres semanas. Los londinenses vienen con un marcador favorable, pero saben que en el Nou Camp esa renta se puede quedar corta.

El equipo de Pep viene en una dinámica muy pocas veces vista en la ciudad condal. Llevan dos partidos seguidos perdiendo, el primero la semana pasada en Champions League y el segundo el pasado fin de semana frente al Real Madrid, donde dejó de ser el mejor equipo del fútbol español. A los culés no les queda otra que levantarse e intentar pasar a la final, sin duda, la mejor medicina posible.

 En frente llega un Chelsea en un gran estado de forma, con jugadores muy veteranos que jugarán a la perfección con los tiempos del partido. Parece que Didier Drogba si podrá ser de la partida ya que ayer entrenó con el resto de sus compañeros en el anfiteatro blaugrana. La única baja de los de Di Matteo es David Luiz que sigue recuperándose de su lesión.

Por su parte, Pep Guardiola repite convocatoria y veremos si repite el mismo once del clásico. Se antoja difícil, y más cuando la prensa española ha criticado con dureza la titularidad de Tello en un partido de tanta importancia, donde no parecía que fuera una de las mejores apuestas. Está claro que será un partido muy abierto, donde el Chelsea intentará cerrar espacios y el Barça deberá aprovechar la profundidad de sus jugadores por las bandas.

Sin duda veremos un encuentro muy igualado donde ganará el que tenga más paciencia y tranquilidad en los momentos importantes del partido aunque, desde mi humilde punto de vista, pienso que el FC Barcelona es absolutamente superior al Chelsea aunque las dinámicas de uno y otro pueden decantar la eliminatoria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario