sábado, 26 de mayo de 2012

El 'Pep team' en su mayor esplendor se adjudica la Copa del Rey



El  FC Barcelona pasó por encima del Athletic de Bilbao en la final de Copa del Rey disputada ayer en el Vicente Calderón.

Desde el inicio se vio que los pupilos de Pep Guardiola estaban enchufados, algo ante lo que es difícil poner resistencia. Goles a parte, justo el día de su despedida, se volvió a vislumbrar al mejor Barcelona de la ‘era Guardiola’. Fútbol excelso, Xavi marcando el tempo, Pedro, Messi e Iniesta cambiando el ritmo, precisión milimétrica y definición majestuosa se juntaron, como no podía ser de otra forma, en el día del adiós de Pep.

Sería hipócrita no reconocer que finaliza un ciclo. Se marcha, tras cuatro años, un técnico que ha ganado catorce títulos de dieciocho y que ha dotado al conjunto blaugrana de una identidad de juego bonito y triunfos que ha ayudado mucho al fútbol en vivo a volver a su esencia. Con todos mis respetos, el fútbol en estado puro es lo que vimos ayer en el Vicente Calderón y no lo que hemos visto con el Chelsea en este último tramo de temporada. Ahora bien, lo bonito de este deporte también es ese choque de estilos reforzado por grandes triunfos o grandes derrotas, y lo valiente es mantenerlo en la adversidad como ha hecho el FC Barcelona o el propio Athletic de Bilbao.

Volviendo a la final, Pedro se subió al carro de la selección con dos goles marca de la casa que confirman lo que ya se estaba viendo en este final de temporada, Messi no faltó a su cita con el gol y el Athletic no supo engancharse mínimamente en jugadas propicias para ello como el mano a mano de Ibai o el cabezazo de Aurtenetxe. Aun así, ayer el FC Barcelona, a pesar de lo que pronosticaba alguna casa de apuestas, era un equipo imparable para cualquiera que se hubiera interpuesto en su camino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario